Apuntes de una rookie mom

Mamá de varones

¡Vacaciones a la vista!

los-picapiedraYa se acerca el verano. Algo que nos pasa a las familias que tenemos nenes chiquitos es que con mucha anticipación comenzamos a imaginarnos y planificar las vacaciones familiares. En mi caso, además se suma el hecho de que mi bebé va a ser recién nacido, lo cual me obliga a pensar en algunos detalles adicionales. Especialmente porque Alvarito ya está más grande, tiene otras inquietudes, otras necesidades, y por supuesto, otras ansiedades una vez que el nuevo integrante esté entre nosotros.

Tenemos bastante decidido nuestro destino, aunque aún no lo estamos concretando porque obviamente tenemos que esperar a ver cómo nos va con el nacimiento.

De lo que me doy cuenta es de la necesidad de tener estudiados un montón de aspectos nuevos.

Ya conté en varias oportunidades en primera persona mis experiencias, aprendizajes y moralejas de distintos viajes que hicimos desde que Alvarito está entre nosotros. Hoy, quiero agradecerle especialmente a la gente de Ala, que generosamente compartió este material. Sé que somos muchas las familias que estamos ya pensando en estos temas, así que espero que nos pueda resultar de utilidad. Por lo pronto, yo ya estoy tomando nota de un montón de tips que me encantaron.

Viajes en familia

Se acercan las vacaciones, el periodo más lindo del año, los días de calor y empiezan los planes para vacaciones largas o de fin de semana. ¿Cuáles son las ideas para este año? ¿La clásica playa, sierras, montañas, Cataratas, días de campo o un recorrido itinerante con camping incluido?

Para muchos pensar en un viaje largo en familia es un poquito estresante porque son varias cosas que planificar, empezando por el viaje en sí, que por lo general son largas horas en auto y organizar la estadía, elegir un lugar de descanso pero con opciones de entretenimiento. Pero la verdad es con organización todo se puede y es mucho menos complicado de lo que parece. Acá te damos algunos consejos prácticos para organizar un viaje en ruta, qué llevar y cómo entretener a los chicos.

Preparativos para el viaje

Primero, te recomendamos tener una agenda o cuaderno donde puedas anotar el itinerario, día y horario de salida, lo ideal es no coincidir con horario pico de tránsito y prever que no haya algún evento público o manifestación que ocasione demoras. De acuerdo con la duración del viaje, conviene organizar escalas, preferentemente que coincidan con horarios de comidas. También es importante saber exactamente el horario de llegada al lugar de destino y saber cómo llegar al hotel u hostería, las últimas horas del viaje son las más cansadoras, así que mejor chequear por ejemplo en Google Maps Argentina.

También te recomendamos que anotes en el cuaderno, todo lo imprescindible de uso diario. Por ejemplo, medicinas, pañales, etc. El cuaderno será el objeto multifunción porque además de servir como organizador, también tendrá el rol de diario de viaje donde los chicos podrán dibujar y poner lo que más les gustó para guardarlo de recuerdo, será el primer recurso en caso de aburrimiento, porque siempre hay una página para dibujar.

Qué llevar

Un botiquín, que como indispensables mínimos tiene que tener curitas, un termómetro, analgésicos para niños y adultos, un desinfectante, algodón, repelente de insectos y protector solar. También tenés que llevar agua mineral y vasos de plástico. Es conveniente evitar el consumo de agua no embotellada por cuestiones de sanidad y para prevenir la diarrea del viajero. Otros elementos esenciales son papel higiénico y toallas de papel para limpiarse las manos.

Para los chicos: llevarles crayones para dibujar, música con sus canciones favoritas para escuchar en el auto, los muñecos de dormir (seguro los van a querer) y los juguetes que ellos elijan.

Juegos para un viaje largo en auto

Para acortar las distancias y distraer de la constante pregunta ¿Cuándo llegamos? ¿Cuánto falta? Acá hay una lista de juegos divertidos para el viaje:

  • El clásico Veo-Veo agudiza la observación del entorno cercano y del paisaje, tiene intriga y pueden participar todos los integrantes de la familia.
  • Piedra-papel-o- tijera es otra buena opción para los chicos que están sentados atrás, es muy entretenido y ayuda a pasar el tiempo más rápido.
  • Las adivinanzas y los colmos son muy buenos pasatiempos de viaje. Te sugerimos comprar un libro y llevarlo para tener buenas ideas a mano.
  • Para los niños que están en edad escolar, la idea es organizar un juego donde cada uno a su turno tiene que decir palabras que empiezan con A y con el resto de las vocales (para reforzar el aprendizaje de vocales y consonantes).
  • Otro juego educativo similar al anterior puede ser recordar los animales de agua, de tierra y de aire.
  • Cantar canciones o inventar nuevas, escuchar el CD en el auto.
  • Inventar un cuento, donde cada miembro de la familia tiene que contar una parte o bien leerles cuentos.

Para que te inspires, te sugerimos que leas el relato de una familia que se atrevió a dar la vuelta al mundo , imperdible su paso por Argentina. ¡Una gran aventura!

Anuncios
Comentarios desactivados en ¡Vacaciones a la vista!

Y tu mamá también

Nunca viví como algo especialmente traumático el hecho de que mi mamá trabajara todo el día. Ni siquiera por el hecho de que en la primaria yo era la única entre todos mis compañeros.

Mis amiguitos me invitaban cien mil veces a sus casas y siempre estaban sus mamás para atendernos. Mamá jamás tuvo la posibilidad de organizarnos esos programas. Hasta tal punto que a veces cuando yo le decía “Mami, Pepita me invitó a tomar la leche a su casa”, mamá me decía “Otra vez no. Pensá que nosotros acá no podemos recibirla porque yo no las puedo atender. Dejemos que pase un tiempo”. Ella siempre decía que bajo protesta ella se bancaba dejarnos a nosotros con la señora que nos cuidaba, ni se le cruzaba por la cabeza dejarnos además con invitaditos de honor.

Crecí con esto, y nunca me molestó, porque lo vivía como la realidad que me tocaba. Mamá tenía que trabajar, no es que se pasara la tarde en el té canasta con sus amigas. Sí me sentía como la invitada que nunca invitaba. Esto se prolongó también en el secundario. En la época de trabajos en equipo, fiestas, programas, etc., yo siempre era invitada a la casa de mis amigos pero jamás tenía la posibilidad de invitar yo.

Supongo que debe ser por eso que ahora de grande me transformé en una gran anfitriona. Me encanta armar programas en casa, invitar a todo el mundo y ocuparme especialmente de recibir. Pero me estoy yendo de tema.

Resulta que hay una mamá en el kinder que tiene una enorme capacidad de contactar a la gente, tender puentes y organizar cosas. Y no es que le sobre tiempo porque también trabaja. Con horarios un poco más flexible, es cierto, pero no cambia la cosa.

La cuestión es que esta chica se ocupó de armar la lista de mails, de organizar el sistema de juntada de $$ para los cumples (con lista de fechas incluida), de comprar los regalos, y como si fuera poco se ocupó de las vacaciones de invierno.

Contactó a uno de estos grupos de jardincitos rodantes, y nos ofreció sumarnos a todas las que quisiéramos, para que en el mismo horario del kinder estas dos semanas los chicos fueran a su casa a una “colonia de invierno” armada especialmente a nuestra medida. Todo nos está saliendo de maravillas, y la cuestión es que todas las mañanas este hogar con toda su estructura está a nuestra disposición.

Yo no tengo ni tendré esa capacidad (aun si me lo propusiera). Tengo otras capacidades. Muchas. Pero no esa. Y lo que me doy cuenta por estos días es que tampoco tendría forma de hacerlo. No cuento con mañanas libres (fijas y consecutivas) para recibir 5 pibitos, dos maestras y ocuparme de toda la organización.

Y sin embargo ahora sé que me estoy mintiendo a mí misma, porque esta chica tampoco. No es que está al cuete en su casa esperando que llegue cada uno de nuestros niños. Tiene sus horarios, sus compromisos, sus rutinas. Y tiene la capacidad.

Lo que me planteo es que al fin del día su nene se está beneficiando de algo increíble, que es la posibilidad de recibir a sus amiguitos en su casa. Hoy no los elige, estamos todos invitados, pero el día de mañana va a comenzar a elegir a quién invitar y su mamá tiene la capacidad de abrirle las puertas.

Tengo que aprender eso, que es lo que a mí me faltó. Tengo que encarar algunos de los temas que le quedaron pendientes a mi mamá.

Recién ahora me doy cuenta de lo importante que es. Al fin y al cabo no hay nada más lindo que poder construir un hogar que sea inclusivo de tus hijos y sus respectivos mundos.

descarga

13 comentarios »

Alive & kicking

No me morí. No me tragó un cráter volcánico. Y (permítaseme el humor negro) no estuve ni cerca de la tormenta de los últimos días.

Estamos de vacaciones. En familia, por supuesto.

Prometo contar nuestras andanzas prontito (seguramente a nuestro regreso).

cerrado-por-vacaciones

 

Deja un comentario »

A %d blogueros les gusta esto: