Apuntes de una rookie mom

Mamá de varones

All Hallows’ Eve

Por estos días en el kinder ya estoy recibiendo mi diploma de madre. Primero con el desayuno del Día de la Madre (¿se acuerdan?). Hoy toca Halloween.

Técnicamente me faltan varios eventos, pero esos ya tienen contenidos para Maestría y Doctorado. Paso a paso.

El viernes pasado me llegó una notita en el cuaderno de comunicaciones, avisando que como el 31 es Halloween los niños podrían ir disfrazados.

No me resultaba muy fácil pensar de qué puedo disfrazar a un niño de 13 meses, hasta que hablando del tema con mi hermana se me ocurrió esto:

Es un disfraz de esqueleto requete fácil: sobre el uniforme del colegio (con el buzo del lado del revés para tapar escudo, detalles, etc.) pegué las formas de los huesos, dibujadas por mí en papel blanco autoadhesivo. Costo total: $5 (las dos hojas que usé).

Lo más lindo es que me divertí mucho, y que recordé mi época de disfraces (en mi casa la mayoría los hacía mi mamá a mano, y no porque supiera coser, sino porque se las ingeniaba). Los de dama antigua de los actos patrios normalmente los alquilaba (con miriñaque y todo) pero los trajes que necesitaba para danzas los hacía ella (unos 10 por año, más otro tanto para mi hermana). Saquen la cuenta: ambas estudiamos danzas unos 15 años.

Ya se puede decir que soy una mamá Utilísima, no?

A todos los que queríamos saber qué significa este día, nos recomiendo la visita obligada a wikipedia.

¡Miren qué bonito!

Trick or treat

3 comentarios »

A %d blogueros les gusta esto: