Apuntes de una rookie mom

Mamá de varones

A hard day’s night

Hay días perfectos. Otros días son iguales a otros. Y hay días que no.

Ayer fue un día que no. Damn it. Esos días deberían ser borrados del calendario.

El Doc había salido. La nanny tenía la noche libre. Como tantas otras veces me quedé sola con mis dos chiquitos y todo anduvo bien… Hasta que todo anduvo mal.

Se potencian. Se ponen de acuerdo para competir en intensidad. Reclaman sus espacios. Exigen, demandan, pelean, dan batalla. Son lo más, son graciosos, pero son infumables en días como este.

Alvarito se pasó toda la tarde «yendo a pensar». Y el Queca, escuchando «no, Queca». Me odié. Sabía que me odiaba y que ellos me odiaban, pero me ganó la no calma. Sostuve el aplomo todo el tiempo que pude, que fue mucho. Pero me faltó una media hora.

Al grito de «basta» en distintos decibeles, tonos y volúmenes, perdí la compostura. No soporté más. No aguanté la sinfonía desencadenada de llantos, quejas y reclamos. No pude lidiar con un chiquito que literalmente se me colgaba del cuello mientras el otro me demandaba atención exclusiva. No pude.

Antes de ayer, justo antes de ayer, había vivido uno de los hitos más emocionantes en la historia de cualquier mamá: mi primogénito espontáneamente me dijo «Te quiero mucho».

Ayer, la cosa fue diferente.

Había logrado sostener la rutina de comida y baño para ambos, y estaba en la etapa de sueño. G ya se había dormido, así que me faltaba Alvarito. Pero por alguna razón sentí que episodios como éste en él dejan una huella más profunda. Así que de alguna manera le dije:

– Te quiero mucho, mi amor.

– Yo también te quiero mucho, me contestó con una mirada que yo sentí cargada de reproche. O de resignación. O de pena. O de culpa.

Así que ahí mismo redoblé la apuesta y le dije:

– ¿Me perdonás por haberme puesto nerviosa?

– Yo también me puse nervioso. Vamos a dormir. Y ahí mismo me dio un beso y cerró los ojos.

Oh, my Gosh. Amo ser mamá.

descarga

10 comentarios »

Contigo aprendí

2014-10-12 10.20.12La casa está de fiesta. Vos no entendés nada, pero ya sabés que no es un día cualquiera.

Mamá con esa manía de escribirles a ustedes como si ya pudieran entender, estuvo pensando muchas cosas. Algún día vamos a hablar de esto y me va a resultar más fácil evocarlo.

Pienso que el principal error que cometemos los papás es pensar que los hijos vienen al mundo para que uno les enseñe. Mentira. Ustedes nos enseñan a nosotros. Nosotros sólo les transmitimos cosas, el aprendizaje verdadero es nuestro.

En este primer año, tan intenso, tan fuerte, vos me enseñaste que siempre se puede estar peor, porque siempre se puede estar mejor.

Me enseñaste a confiar en mis instintos, porque es cierto que mamá sabe bien.

Me demostraste que siempre hay lugar para hacer crecer el amor. Que el amor se multiplica, no se suma ni se resta ni se divide.

Me mostraste que un campo minado también puede ser una llanura fértil, dependiendo de cómo se siembren las semillitas.

Me enseñaste una nueva forma de perfección, donde todo es posible y lo imperfecto manda.

A ser tu mamá, la que vos necesitás, la que querés tener, que es otra, que es distinta, que es nueva. Pero es la misma.

También les enseñás cosas a tu hermano y a papá. Ellos sabrán qué hacen con eso, y yo te veo todos los días mostrarnos un mundo totalmente nuevo con esa sonrisa que no te entra en la cara.

Cumplí años feliz, hijito.

 

10 comentarios »

Si me viera mi abuela

pañales

Lo prometido es deuda: después de unas cuantas semanas de uso ahí voy con la review de los pañales de tela.

Por ahora tenemos siete pañales, lo que no es una cantidad óptima pero sí llevadera. Durante el día la dinámica es prácticamente la misma que con los descartables. Lo que cambia es que al cambiar al bebé hay que enjuagarlos y al fin del día ponerlos todos juntos a lavar en el lavarropas.

Estamos bien organizados, y la verdad es que estamos muy contentos con haberlos adoptado. Los que tenemos son de excelente calidad, y nos están dando un excelente resultado. Sin embargo, la realidad es que hacemos un uso mixto, porque hay situaciones en que la ventaja del descartable es insoslayable: la noche, los paseos prolongados y los viajes.

A la noche, como G duerme muchas horas de corrido, no nos resultaron. La primera noche amaneció mojado, así que directamente lo ponemos a dormir con pañal descartable.

Para salir de paseo muchas horas varias veces los llevamos, pero no es lo más cómodo. Obviamente para paseos cortos no hay tanto problema, pero andar varias horas de acá para allá portando un bolso que en su interior tiene pañales usados supera mis expectativas de ayuda al planeta.

El balance es positivo. Lo que voy a hacer es resumir los principales pros & cons, para que cada uno pueda elegir según su propia visión del problema.

Pros:

  1. Son muy amigables con la piel, y muy cómodos para el bebé. Realmente noto que el pequeño G deambulador se siente cómodo para andar de acá para allá.
  2. Son más higiénicos que los pañales descartables.
  3. Son muy lindos.
  4. Son prácticos. Con poco esfuerzo se pueden enjuagar para lavar al fin del día todos juntos en el lavarropas. El mío tiene un programa especial para esto, que elimina en profundidad todo resto de jabón y los deja casi secos.
  5. Son amigables con el medio ambiente.

lavarropas

Cons:

  1. No tienen la misma capacidad de absorción que los descartables. Por un lado mejor, porque obliga a cambiar más seguido, pero por otro, dado que G duerme muchas horas de corrido, no me son útiles a la noche.
  2. Si por alguna razón hay paspadura, no se puede usar cremas para curarlo porque arruinan la tela. Esto implica volver al descartable mientras dure la paspadura. No nos pasa muy seguido, la verdad. G no suele pasparse muy seguido y desde que usamos estos pañales sólo 2 días tuvo problemas, pero en esos días tuvimos que suspender el uso.
  3. No son prácticos en salidas prolongadas o en viajes. Ya lo conté más arriba. Hasta acá llegó mi conciencia ecológica.

fitting

Hay que ver lo que diría mi abuela si viviera, pero yo estoy muy contenta con haberlos adoptado.

+ info: panalesderaiz.com.ar

 

 

8 comentarios »

A %d blogueros les gusta esto: