Apuntes de una rookie mom

Mamá de varones

Dr. Google

Crédito imagen: Google

Crédito imagen: Google

Googlear: Acción de buscar a través del buscador de Google.

Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra. Se supone que uno no debería adoptar las «verdades universalmente aceptadas» a las que accede googleando, pero todos lo hacemos.

El problema es cuando lo hacemos en cuestiones referidas a salud. Y acá hago mi mea culpa. Ya es especialmente grave hacerlo con temas relativos a uno mismo u otro adulto, pero cuando googleamos cosas relativas a nuestros niños la cosa se torna super compleja.

Aproximadamente una vez por mes estoy taladrando a alguien de mi entorno (marido, hermanos, amigas, pediatras, psicólogas, etc.), en relación con el resultado de alguna búsqueda que hice en Google sobre temas de mis chicos.

Al principio no era tan grave, eran cuestiones más o menos inofensivas como el clásico «el nene no me come», o pros & cons de una u otra marca, pero a 4 años y medio de mi primer Evatest positivo ya tengo que decir que estoy mal de la cabeza. Tengo que dejar de construir frases con algo sobre mis hijos para que el Dr. Google me devuelva el diagnóstico más alarmante y grave del mundo. Tengo que dejar de hacerlo, no sólo por mí, sino por la mirada que vuelco en mis hijos después de estos «hallazgos».

Algo bueno es que mi entorno no está tan mal de la cabeza como yo, así que hasta ahora por suerte nunca conseguí «validación» al compartir mis «hallazgos». Pero lo importante no quita lo urgente: tengo que decirle adiós para siempre a Dr. Google.

Estoy segura que en la sala de espera de este médico no estoy sola; me encontré en muchas ocasiones con muchos de ustedes. Les dejo la inquietud.

 

8 comentarios »

A %d blogueros les gusta esto: