Apuntes de una rookie mom

Mamá de varones

Si me viera mi abuela

pañales

Lo prometido es deuda: después de unas cuantas semanas de uso ahí voy con la review de los pañales de tela.

Por ahora tenemos siete pañales, lo que no es una cantidad óptima pero sí llevadera. Durante el día la dinámica es prácticamente la misma que con los descartables. Lo que cambia es que al cambiar al bebé hay que enjuagarlos y al fin del día ponerlos todos juntos a lavar en el lavarropas.

Estamos bien organizados, y la verdad es que estamos muy contentos con haberlos adoptado. Los que tenemos son de excelente calidad, y nos están dando un excelente resultado. Sin embargo, la realidad es que hacemos un uso mixto, porque hay situaciones en que la ventaja del descartable es insoslayable: la noche, los paseos prolongados y los viajes.

A la noche, como G duerme muchas horas de corrido, no nos resultaron. La primera noche amaneció mojado, así que directamente lo ponemos a dormir con pañal descartable.

Para salir de paseo muchas horas varias veces los llevamos, pero no es lo más cómodo. Obviamente para paseos cortos no hay tanto problema, pero andar varias horas de acá para allá portando un bolso que en su interior tiene pañales usados supera mis expectativas de ayuda al planeta.

El balance es positivo. Lo que voy a hacer es resumir los principales pros & cons, para que cada uno pueda elegir según su propia visión del problema.

Pros:

  1. Son muy amigables con la piel, y muy cómodos para el bebé. Realmente noto que el pequeño G deambulador se siente cómodo para andar de acá para allá.
  2. Son más higiénicos que los pañales descartables.
  3. Son muy lindos.
  4. Son prácticos. Con poco esfuerzo se pueden enjuagar para lavar al fin del día todos juntos en el lavarropas. El mío tiene un programa especial para esto, que elimina en profundidad todo resto de jabón y los deja casi secos.
  5. Son amigables con el medio ambiente.

lavarropas

Cons:

  1. No tienen la misma capacidad de absorción que los descartables. Por un lado mejor, porque obliga a cambiar más seguido, pero por otro, dado que G duerme muchas horas de corrido, no me son útiles a la noche.
  2. Si por alguna razón hay paspadura, no se puede usar cremas para curarlo porque arruinan la tela. Esto implica volver al descartable mientras dure la paspadura. No nos pasa muy seguido, la verdad. G no suele pasparse muy seguido y desde que usamos estos pañales sólo 2 días tuvo problemas, pero en esos días tuvimos que suspender el uso.
  3. No son prácticos en salidas prolongadas o en viajes. Ya lo conté más arriba. Hasta acá llegó mi conciencia ecológica.

fitting

Hay que ver lo que diría mi abuela si viviera, pero yo estoy muy contenta con haberlos adoptado.

+ info: panalesderaiz.com.ar

 

 

8 comentarios »

A %d blogueros les gusta esto: