Apuntes de una rookie mom

Mamá de varones

Tus hojas siempre se agitan algo

2016-10-21-11-54-12Sos Gerva. No Gervasio. No Morgante (“Morgante es para ustedes”). No Rios Benso (“Rios Benso es sólo mamá”).

Cada vez que decís con esa gran presencia “Yo soy Gerva”, así, enfatizando cada sílaba, pienso todo lo que hay detrás de ese gran acto político. Y sí, sos Gerva. El Gerva de todos nosotros, el que nos deja pasmados una y otra vez con esa sonrisa superresplandeciente. El que cada vez que se ríe a carcajadas suelta una sonoridad indecible. El que en cada nubazón nos deja perplejos y casi sin recursos.

Porque sos único. Porque milímetro a milímetro te abrís paso en este mundo sin pedir permiso. Y a cada paso dejás tu huella (como el monstruo de los pies mojados).

Te miro. Te escucho. Te siento. Cada vez que nos imponés tus decisiones, cada vez que te hacés el que cedés, cada vez que no aflojás ni un nanosegundo.

Hoy cumplís 3 años, y hace 3 años que me obligaste a hacerme cargo de mis fantasmas, de mis miedos y de mis inseguridades. Con todo lo que eso implica.

Tengo un deseo: poder acompañarte siempre a tu ritmo, poder seguirte, poder alcanzarte cuando te alejes, poder ir a buscarte cuando te pierdas, poder encontrarte. Saber estar con vos, saber darte espacio, saber contenerte, y saber soltarte.

Hoy a tus 3 años ya nos enseñaste un montón. Espero poder devolverte aunque sea algo de lo que hacés por mí.

Feliz cumpleaños.

“vos sos el sol
despacio también
podés ser la luna”

 

Anuncios
1 Comentario »

La tormenta perfecta

2015-10-29 18.28.03-1Único. Como todos y como nadie. Tan fuerte es tu carácter, tan definidos tus intereses, tan propios son tus tiempos, que nos desafiás a todo.

Nos desrobotizamos. Tuvimos que sacar el piloto automático porque necesitamos varias veces modificar la marcha. Me impresiona tu capacidad para obligarnos a replantearnos y a cuestionarnos las decisiones.

Nos tomás por sorpresa, nos empujás, nos interpelás. El ritmo de tu humor, y la velocidad a la que madurás los cambios, emocionan tanto como desconciertan.

Hay un deseo que pido todos los días: espero tener siempre la capacidad de descifrarte, de estar a la altura de tus necesidades, de interpretar lo que estás buscando, de escucharte, de verte, de acompañarte. De estar al lado tuyo. Con vos.

Hace dos años hicimos un trato: el tiempo lo marcás vos. Para siempre. Que tu presente sea siempre eterno.

Regalanos siempre esas sonrisas. Danos muchos muchos de esos besos tan sonoros. Hacenos “mimos para la angustia” cada día de nuestras vidas. Enseñanos todos los días a compartir, a contestarte cuando nos estás hablando, a darte lo que nos estás pidiendo, a escuchar lo que querés contarnos.

Seguí llenando nuestras vidas con esa sonrisa brillante.

Con besos de elefante, yogures, pelelas y piscinas. Y todos los colores que aprendiste.

Sé feliz. Dos años felices y muchos más. Feliz cumple.

3 comentarios »

Te vi

2013-08-24 17.55.43Este año creciste mucho. Crecimos mucho. Sos un señorito de 4 años. Este año, cuando te saqué la mirada, te vi.

Te vi con las cosas que te gustan. Te vi con las que no te gustan. Te vi destacarte en las cosas que te importan. Te vi progresar sin presiones, a tu ritmo. Te vi observar tu entorno, estudiar el contexto, sacar tus propias conclusiones. Te vi impidiendo que te impongan cosas. Te vi exigiendo que te respeten. Te vi soltándote, ganando confianza en vos mismo, disfrutando de las cosas que te gustan, aprendiendo a hacerlas cada día mejor.

Gracias a vos pude entender que tu vida no se trata de mí. Que tus logros no son míos. Gracias a vos ya no soy esa mamá egocéntrica y narcisista, o al menos no quiero serlo. Me mostrás cómo ser una mejor mamá cada día.

Te vi. Ahí estás vos, con tus números, con tus letras, con tus dados de colores en la clase de alemán, con tus chocolates para la clase de natación, con los días de la semana, los meses del año, las horas del día, la agenda semanal… Ahí estás vos marcándonos el ritmo a todos, mostrándonos que tus cosas las vas a hacer a tu manera. Cuando quieras. Como quieras… Si querés, y sólo si querés. Negociando, prometiendo, y exigiendo.

El día que tu maestra nos dijo que no te gusta sobresalir porque no necesitás la aprobación externa, ya que tenés una sólida confianza en vos mismo, me emocioné. Algo estaré haciendo bien, me dije para mis adentros en un clásico arranque de narcisismo. Pero ahora me doy cuenta: eso también es tuyo. Eso también se trata de vos. Algo vos estás haciendo bien porque entendiste todo.

Una vez más aprendo de vos; así que hijo mío, que los cumplas feliz. Que conserves esa firmeza de carácter que tan difícil me resulta a veces. Que te sigan apasionando los autos, las témperas, las masas, los camiones, los tractores, los rompecabezas, las letras, los números, los pijamas, los peluches, los libros, los videos de youtubers, los fideos y dormir con mamá.

 

 

2 comentarios »

A %d blogueros les gusta esto: