Apuntes de una rookie mom

Mamá de varones

La tormenta perfecta

2015-10-29 18.28.03-1Único. Como todos y como nadie. Tan fuerte es tu carácter, tan definidos tus intereses, tan propios son tus tiempos, que nos desafiás a todo.

Nos desrobotizamos. Tuvimos que sacar el piloto automático porque necesitamos varias veces modificar la marcha. Me impresiona tu capacidad para obligarnos a replantearnos y a cuestionarnos las decisiones.

Nos tomás por sorpresa, nos empujás, nos interpelás. El ritmo de tu humor, y la velocidad a la que madurás los cambios, emocionan tanto como desconciertan.

Hay un deseo que pido todos los días: espero tener siempre la capacidad de descifrarte, de estar a la altura de tus necesidades, de interpretar lo que estás buscando, de escucharte, de verte, de acompañarte. De estar al lado tuyo. Con vos.

Hace dos años hicimos un trato: el tiempo lo marcás vos. Para siempre. Que tu presente sea siempre eterno.

Regalanos siempre esas sonrisas. Danos muchos muchos de esos besos tan sonoros. Hacenos “mimos para la angustia” cada día de nuestras vidas. Enseñanos todos los días a compartir, a contestarte cuando nos estás hablando, a darte lo que nos estás pidiendo, a escuchar lo que querés contarnos.

Seguí llenando nuestras vidas con esa sonrisa brillante.

Con besos de elefante, yogures, pelelas y piscinas. Y todos los colores que aprendiste.

Sé feliz. Dos años felices y muchos más. Feliz cumple.

3 comentarios »

A %d blogueros les gusta esto: