Apuntes de una rookie mom

Mamá de varones

Tiro la primera piedra

Todo mi tiempo libre se lo dedico a Alvarito. Incondicionalmente. Me dedico devotamente a enriquecer día a día nuestra relación. Lo mismo hace Marian, así que entre los tres formamos un equipo muy sólido.

Pero la verdad es que son muchas las horas que no estamos con él, así que le vamos armando todo un combo lo suficientemente equilibrado entre niñera full-time, au pair y kinder. Además, este verano asistió a una colonia artístico-pedagógica que resultó ser una experiencia muy linda.

Por más que yo intento enseñarle cosas o darle ciertos estímulos, conmigo no quiere saber nada de nada. “Solamente” quiere compartir conmigo. Si intento alguna “maniobra” pedagógica, enseguida me demuestra su desinterés. Es lo justo. Es como si me dijera “Mamá, te extrañé todo el día, quiero que juguemos, no que me enseñes cosas”. Me copa que mi hijo tenga una personalidad tan bien definida. Expresa sus preferencias de forma clara y contundente.

Por lo tanto todo su aprendizaje lo adquiere en los ámbitos que transita. Presenciamos atónitos sendos shocks de madurez y crecimiento gracias al kinder el ciclo lectivo pasado, y en esta colonia, que termina este viernes.

La interacción con sus pares, la relación con sus educadores, los estímulos (pedagógicos, artísticos, sensoriales, emocionales) son fundamentales para el crecimiento del niño. Mi principal objetivo como mamá es que mi hijo crezca emocionalmente saludable, así que me esfuerzo con mucha, muchísima, toda mi confianza en los lugares a los que concurre.

Es por todo esto que estoy realmente horrorizada, como todos, con la aberrante noticia de esas viejas brujas que maltrataban a esos niños. Quiso la casualidad que ayer descubriera que conozco al papá-coraje, así que me da todavía más impresión. La cercanía normalmente tiene este efecto cuando un acontecimiento pega tan fuerte en la opinión pública.

Estoy convencida de que si yo hiciera semejante descubrimiento relacionado con el bienestar de mi nene, sería la primera en llenar de piedras y pintadas la fachada de ese infierno.

Toda mi solidaridad para los papás y los niños que están viviendo semejante pesadilla. Rezo para que los nenes superen rápidamente el trauma y no deban padecer secuelas desagradables.

Y a esas tipas les deseo una vida horrible. La peor que exista en el menú de vidas posibles de sus respectivos karmas.

maltrato-infantil

Anuncios
5 comentarios »

Casi famosos

Ayer, con clase abierta, fue el último día en el kinder de Alvarito.

Me pasó algo muy particular: salvo por una mamá que por esas casualidades de la vida conozco desde que éramos chiquitas, con el resto jamás había cruzado media palabra. Soy un aparato.

Supongo que fue por esto que no me tuvieron en cuenta para el regalo grupal para las maestras: ni sabían que existo. No me afectó en nada, para ser honesta, pero sí reconozco que a futuro voy a tener que hacer un esfuerzo, porque se trata del transcurrir de mi nene en su hábitat.

Parece que mi niño va a ser todo lo contrario a su mamá: cuando una me preguntó de quién era la mamá dije “De Álvaro”, y automáticamente como 3 mamás al unísono dijeron “Ah, este es el famoso Alvarito!!!”. Parece que sus compañeritos lo aman, y entonces cuando sus mamás les preguntan por los nenes del jardín siempre lo nombran a él.

Soy una naba, juro que se me llenaban los ojos de lágrimas.

Luego vino la parte de la actividad: en nombre de cada nene, había que pegar un deseo en el arbolito. El deseo de Alvarito fue “Paz, amor, felicidad y muchos juguetes para todos los niños del mundo”. Poca cosa, no?

Las maestras les regalaron a los nenes unos caramelitos, así que con el Doc ya decidimos que el año que viene el planteo va a ser oficial a través del cuaderno de comunicaciones: Alvarito no come golosinas. Se imaginan que un odontólogo jamás puede permitir que su propio hijo se llene la boca de caramelos. Y de mi parte, sumo la Coca Cola a la lista de Dont’s.

Sé que vamos a navegar contra la corriente. Hasta mi hermana, con quien coincido en el 99.9% de los temas de crianza, en los cumples de mis sobris nos llenó de golosinas para mi pequeñajo.

¡Muerte a las golosinas!

9 comentarios »

¡Vadito!

Ya es la segunda vez que me pasa: llego a la puerta del jardín y justo está entrando un compañerito que enseguida lo saluda contento: ¡Vadito!

Me morí de amor. Tíldenme de patética, babosa o cualquier epíteto que ande dando vueltas: hoy mi gran emoción del día es que Alvarito efectivamente está bien integrado en el jardín y comparte con sus pares.

Al fin del día es lo que buscábamos, sin haber contado de antemano con la certeza de que fuera realmente la mejor estrategia.

Si alguien está con dudas al respecto, mi experiencia puede servir de testimonio: me encanta que hayamos decidido ingresar al niño a este kinder en salita de 18 meses.

Cambio mucho de tema: ¿qué onda con la tele? Nosotros decidimos que lo mejor para el niño es no ver TV hasta al menos los 3 años de vida. Se supone que una elevada exposición retrasa el proceso madurativo, e incluso podría estar asociado con síndrome de déficit de atención e hiperactividad,

La Academia Americana de Pediatría, en un comunicado de hace alrededor de un mes, sostiene que aunque aún no hay estudios concluyentes acerca de los efectos de la televisión en niños en la etapa de formación cerebral, no es recomendable que los niños menores de 2 años vean televisión, y sí defienden los juegos interactivos con adultos y con otros niños.

Para nosotros no supone grandes problemas, porque ni el Doc ni yo somos grandes televidentes, pero en el cumple de mi sobrina hace poquito descubrí un montón de canciones divinas que son de programas de Disney Junior.

La verdad, como todo en este mundo, cada mamá y papá deberán decidir lo que consideran mejor para sus niños. A nosotros nos parece que no vale la pena.

1 Comentario »

A %d blogueros les gusta esto: