Apuntes de una rookie mom

Mamá de varones

Small talking

Pequeños fragmentos de small (?) talking femenino:

images-1

 

 

 

 

 

 

 

– Hola, ¿cómo estás tanto tiempo?

– ¡Felicitaciones, qué lindo que estás embarazada otra vez! ¿Se vendrá la nena?

– No, no estoy embarazada.

– Ay, perdón, re parece que estuvieras embarazada.

– Zzzzzzzzzz


– Te presento a Pepita. Pepita, ella es Juanita.

– Hola, Juanita. Un gusto. ¿Cómo estás?

– Mi bebé tiene 11 meses y ya camina.

– Ahhhhhhhhhh


– ¿Cómo hacés con tus nenes, laburando todo el día fuera de casa y haciendo tantas actividades? Qué bueno que no te los tengas que fumar.


– Mi marido es un genio y me re ayuda.


(Based on a true story)

2 comentarios »

Amor amarillo

2016-08-22-19-58-56Como tu color preferido, como los días de sol que te encantan, como los tractores, palas mecánicas, topadoras y todas las máquinas viales que tanto te apasionan.

Como tus autos, como tu nombre, como tus besos. Como el esfuerzo que hacés cada día para ser el señorito mágico que tiene locos de amor a los que te acompañan todos los días viéndote crecer.

Amarillo. Gelb. Yellow. Jaune. Amarelo.

Así. Hermoso. Nítido. En ese abrazo gigante que me das todos los días. En esa pielcita tenue de los primeros días.

Pintás todo de amarillo. Escribís en amarillo y aunque te digo que no se lee, no te importa. Tu amor es amarillo.

Así que, mi señorito amarillo, feliz cumpleaños. Gracias por haberme elegido para ser tu mamá. Gracias por iluminar mi vida con tu sol. Gracias por llenar el hogar de alegría en esa carcajada inesperada que nos transforma el malhumor. Gracias.

Felices 5.

 

“Hay algo en el aire
un detalle infinito
y quiero que dure para siempre”

 

2 comentarios »

Voyage voyage

image.jpegDecálogo de los viajes en familia:

1. Relajar

2. Relajarse. Que el resto del mundo se la banque. Nuestro laburo es más trascendental que los 10′ que podamos molestar en un restaurante elegante. Mis hijos aman aprender lo bueno.

3. Aliviar exigencias. Muchas no deberían subsistir en vacaciones, y las que sí, merecen ser replanteadas.

4. Si hay presión, aliviarla. Anotar un pendiente para la vuelta a casa: liberar la presión.

5. Soltar. En serio. Nada es tan importante ni tan urgente.

6. Organizarse. Lo que hace falta, cuando hace falta, realmente hace falta. Podría refrasear en “no improvisar” pero voy por la positiva.

7. Permitir. Mientras no haya peligro evidente, las vacaciones son para que hagan lo que se les antoje. Literal. Sin juegos de poder, sin pulseadas, colgá tu ego.

8. Hablá con ellos. Escuchalos. Tienen mucho para contarte, todo está ahí. No les preguntes nada: se mueren por contarte.

9. Generá recuerdos. Vas a querer que siempre quieran viajar con vos. No les rompas las bolas. Hacelos felices. Complacelos.

10. Construir memoria. Que ellos siempre quieran viajar con mamá y papá es el mayor tesoro. No es magia. Es una construcción. Tiene que haber un lugar al que volver.

 

 

 

Deja un comentario »

A %d blogueros les gusta esto: