Apuntes de una rookie mom

Mamá de varones

Vuelta al ruedo

en 4 de febrero de 2014

Finalmente llegó el día. Mi licencia llegó a su fin. Hoy mi pequeño G cumple 3 meses y yo estoy retomando mis actividades.

Confieso sin un gramo de culpa que estoy muy contenta. Mi yo mamá es una, sólo una, de las facetas que me definen como persona. Mi profesión es otra. No menos ni más importante.

No siento culpa pero si me planteo y me replanteo cosas todo el tiempo. Esta vez dejar a dos chiquitos en casa requirió una logística mucho más compleja. Compaginar horarios, coordinar nannies, organizar actividades… Todo eso, sin mencionar la lactancia.

Estoy bien organizada, pero por supuesto van apareciendo contratiempos de todo tamaño y color que habrá que ir sorteando. Como el teléfono de casa mal colgado, por ejemplo. El teléfono es una de las principales obsesiones de las mamás que trabajan fuera de casa.

Dos cosas me hicieron ruido en las últimas semanas de la licencia.

La primera es que G tiene una personalidad mucho más “mami-céntrica”. Alvarito es muy pegote de ambos, y al mismo tiempo es un nene que se adapta sin dificultad a nuestra ausencia. Después reclama por otro lado, y está en nosotros asumir el desafío de saber compensárselo. Pero veo en G que me exige mucho más. Que no le gusta estar con otras personas si yo no estoy, y que no le gusta quedarse solo. Así que me costó decidir si debía hacerle notar mis ausencias gradualmente desde unos días antes de terminar la licencia o aprovechar al máximo el tiempo hasta el último día. Hice un mix, y en estos días veremos si dio resultados.

La segunda tiene que ver con Alvarito. Él siempre supo que mamá trabaja mucho y que durante el día no está, y se puede decir que hasta ahora se había entregado pacíficamente a la situación. Pero siento que el hecho de haberme tenido full time por 3 meses siendo ya más consciente de la situación le hizo notar la diferencia, y estos días pensaba que es él el que más va a sufrir mi regreso. Quizás me equivoqué, pero no sé si se lo expliqué del todo bien. ¿Quién quiere decirle a un niño de 2 años desde el principio que estos buenos tiempos se le van a terminar? Dejé que la cosa fluya y que con pocas palabras de mi parte él se vaya dando cuenta. Recién los últimos días le expliqué, y él entendió. No sé si aceptó, pero sé que asumió.

En fin, la cuestión es que acá estoy, pacíficamente sentada en mi oficina cerca del fin del primer día. Estoy contenta. si mamá es feliz todos somos felices. Pero quiero prestar atención a las necesidades de esta etapa especial. Espero saber manejar bien la situación, y poder administrar bien mi nueva familia de 4.

Anuncios

7 responses to “Vuelta al ruedo

  1. ankelele dice:

    Animo Lu! va a salir todo bien! ya nos iras contando. Beso!!

  2. Éxitos! es lindo también volver al ruedo 🙂

  3. Flor dice:

    Me parece que es genial si vos volviste con ganas y si estás organizada. Nadie dijo que iba a ser fácil, pero bueno, de a poco una se va acomodando y desacomodando todo el tiempo, no?
    Éxitos en este regreso!!!

  4. si vos estás bien, todos van a estarlo. y ya no hay vida sin malabares pero #sontanlindos.

¿Qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: