Apuntes de una rookie mom

Mamá de varones

Parte 2

en 20 de enero de 2014

descargaConfirmado: es alergia a la proteína de la leche de vaca nomás lo que hace sufrir a mi hijito, a.k.a. APLV. “Tiene hocico negro, mueve la cola y ladra”, me dijo el alergista. “Podría ser un lobo, pero asumamos que es un perro”, fue el remate.

No voy a perder muchos caracteres hablando del famoso cliché: Mommy knows best. Lo supe desde el mismísimo momento en que el pobre chiquito recibió una bocanada de veneno en la primera teta que le di después de uno de mis famosos desayunos lácteos. Odio la leche, pero necesito calcio como el aire que respiro y necesito probióticos como las vacaciones, así que mi dieta tiene muchos lácteos no leche. Damn it.

Otra vez.

Lo bueno que viene teniendo todo esto, es que reafirmo mi autoconfianza. Soy lo mejor que les puede pasar a mis hijos. Y esto en sí mismo es un subproducto nada despreciable para una working mom.

Alvarito, mi primer hijo, mi gran amor, vino a expiar todas mis culpas. O a diluirlas. O a dismimularlas. Elige tu propia aventura. Pero Gervasio, mi pequeño G, vino para volverlas a traer, para redimensionarlas, para resignificarlas, para potenciarlas. Porque hoy ya no soy yo. Y sólo desde el lugar de primeriza por segunda vez se pueden atravesar todas estas sensaciones. En mi primera primerizatez no hubiera podido soportar tanta provocación.

Así que ahora me toca pagar todo el daño que repartí en esta y mis otras vidas. Es increíble, pero la paga es casi literal. Si complicaste mucho la paciencia con trastornos alimenticios, ahora bancate una DG y una APLV. Si te creías muy canchera con que todo lo podías, aguantate que la nanny se tome 1 mes y medio de vacaciones sin consensuar previamente contigo. Si eras la gran paseandera, a ver cómo hacés con los chiquitos en el medio de esta ola de calor. Ah, y por supuesto, todo combo necesita sus aditivos: choquemos el auto, o que después de arreglado tenga problemas la batería. Más de lo mismo, a veces la vida nos da un par de cachetazos cuando la soberbia está a punto de llevarnos puestos.

Así que ladies & gentlemen, deseenme suerte para esta semana que comienza, porque ciertamente la voy a necesitar. Ahí nos vemos.

 

Anuncios

10 responses to “Parte 2

  1. Mumi dice:

    Yo también volví al trabajo sin culpa después de la licencia, y también tengo un hijo con APLV de 1 año y medio que es adicto al yogur (lo diagnosticaron la semana pasada). Éxitos en esta nueva etapa!

  2. lucre dice:

    Bendita aplv. La pase para el cu.. el 1 mes de simon. Yo sabia q era mi leche la q le hacia mal. Si! Lo re sabemos. Diagnosticado. 10 meses de lactancia libre de lacteos y..me canse. Baje muuuucho de peso. Muuucho y no tenia fuerzas . Asiq despues seguimos con la leche medicamentosa. Simon tiene 14 meses y hace 1 mes q hicimos un desafio y “ganamos”!
    Hoy come lo mismo q nosotros..se toma sus mamaderazas de leche entera y adora la pizza….
    Te recomiendo el fb “red inmunos” . Hay mucha info.
    Mucha suerte y paciencia!

  3. me acuerdo cuando estuviste en casa, parecías tan convencida de que cuando comías lacteos, G tenía cólicos. y no, no parecías, lo sabías. va a estar todo bien, segurísimo.

    y sí, me había perdido, pero aquí volví firme a leeerte!

  4. Paula Marzullo dice:

    la vida misma! besos

  5. pequeboom dice:

    Millones de toneladas de suerte!

¿Qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: