Apuntes de una rookie mom

Mamá de varones

Con manual de instrucciones

en 10 de septiembre de 2013

Ayer tuvimos control con el pediatra. La semana que viene Alvarito cumple dos años, así que aparte de la revisión clínica general, la orden para la vacuna de la meningitis y las mediciones de rutina, charló con nosotros sobre lo que se viene.

Las consultas ahora son mucho más espaciadas. Ya pasamos de una frecuencia de 2 a 4 meses, así que el tiempo en consultorio es un poco más largo y, si se quiere, más productivo.

Nos habló sobre un importante cambio en el comportamiento, que se supone debería estar a la vuelta de la esquina: comienza la edad de los berrinches y los caprichos.

Voy a hacer una síntesis de lo que nos explicó. La verdad, la propuesta de nuestro pediatra amigo me cerró por todos lados, piensa muy parecido a nosotros, y aunque algunas cosas me van a costar mucho sé que así es como debe ser. Básicamente compartimos la visión, así que quiero dejar esto documentado para consulta permanente.

El pediatra partió de una base: el objetivo de los escandaletes, escenas descontroladas y berrinches que se vienen es principalmente llamar la atención de mamá y papá. El niño comienza a registrar que hay un mundo alrededor, y comienza a querer encontrar sus espacios. Quiere sentirse importante y comienza a darse cuenta de que no es el centro del universo. Esto lo acoto yo: ¿se imaginan lo duro que debe ser semejante descubrimiento? Hay tanta gente por ahí que con unas cuantas décadas más encima todavía no se hizo cargo…

Por lo tanto, en esta línea de pensamiento, el pediatra nos propone la siguiente estrategia. Si bien estos bullets no representan cosas separadas, sino que son parte de una forma integral de proceder, lo enumero en una lista para facilitarme la implementación.

  • No permitirle que siempre logre su objetivo (acaparar la atención).
  • Explicarle que él es una persona muy importante, pero que mamá y papá (y el resto de los miembros del entorno) son tan importantes como él y no pueden estar todo el tiempo a su disposición.
  • Mostrarle que hay muchas actividades que él puede hacer y disfrutar solito, que mamá y papá (o nanny) lo van a estar cuidando y protegiendo, pero ya no es necesario que estén todo el tiempo encima de él.
  • Si los adultos están conversando, sus interrupciones tienen que ser justificadas. Porque sí, no. Pero explicarle claramente en el momento la razón.
  • Nunca perder los estribos. Él va a buscar lograr su objetivo como sea, ya sea por la positiva (logro que dejen de hacer lo que están haciendo para ocuparse de mí) o por la negativa (me retan  y se enojan conmigo). Por lo tanto, con amor y en paz, marcar los límites.
  • La más difícil: no darle bola si se tira al piso, grita, patalea o se escandaliza, no entrar en su rueda. Esperar a que se le pase y explicarle muy claramente lo que estuvo mal.

Lo que me sonó muy fuerte en esta charla fue la idea fuerza de que esta etapa es crucial para la formación de la personalidad. Que de nosotros y de nuestra actitud va a depender su habilidad para lidiar con la frustración y su nivel de tolerancia al fracaso. Que si el niño se acostumbra en esta etapa a salirse con la suya el día de mañana ante el primer fracaso va a claudicar (una materia en la facultad, un error en el trabajo, el rechazo de una chica). Que nuestra responsabilidad como mamá y papá es enseñarle con ternura, comprensión y amor, pero sobre todo con respeto, que el mundo está formado por millones de personas igual de importantes que él. Que no se puede tener todo, y no se puede conseguir ya.

Me fui pensando en la enorme carga de responsabilidad que tengo en la espalda.

“Puedes ser solamente una persona para el mundo, pero para una persona tú eres el mundo” – Gabriel García Márquez

images

 

Anuncios

25 responses to “Con manual de instrucciones

  1. Ely Rosa dice:

    Como efecto secundario del post parece que hay material para leer y hacer la tarea, no? Como estoy en tu misma situación Lu se agradece todo el aporte que sume para encarar esta tarea de atravesar los dos años! Lindo debate y todos los puntos de vista suman, no? Besos a todas!

  2. mamá tete dice:

    Muy interesante. La verdad no sabia todo esto. Creo que ahi se debe originar mi intolerancia al fracaso! jeje

  3. nele dice:

    “pero sobre todo con respeto, que el mundo está formado por millones de personas igual de importantes que él. Que no se puede tener todo, y no se puede conseguir ya.”
    genial. Saludos y que la fuerza te acompañe

  4. Carla dice:

    Desde mi lugar de mamá que ya tiene uno que pasó por esta etapa y otro que estaría (esperemos) saliendo digo que acuerdo en todo, es un momento clave en la crianza, porque no solamente se están forjando aspectos fundamentales de la personalidad de nuestros niños sino que nos pone a prueba como padres. Como psicopedagoga desearía que hubiera más pediatras como el tuyo comprometido no solamente con la salud, las medidas y vacunas, sino en su aspecto más delicado como es su maduración emocional. Ese “dejar solo” que causó tanta controversia es permitirle la descarga que no puede poner en palabras aún, pero no permitir que con ella maneje situaciones de las que aún no puede hacer. Y contener no significa estar a su lado siempre, contener también es darles su espacio y hacerles saber siempre que estamos ahí.

    • Rookie Mom dice:

      Bueno, justamente lo que yo había captado como mensaje es lo que vos tan bien ponés en palabras, Car: contener también es darles su espacio y hacerles saber siempre que estamos ahí.. Hermoso equilibrio, no?
      Besote!

  5. Tt dice:

    Bienvenida a The Terrible Twos.
    Una época de muchos cambios en los que los bebés pasan a ser nenes. En Argentina es el momento en el que las maestras y los pediatras coinciden en que deben dejar la mamadera, el chupete, los pañales. Todo eso en el transcurso de un año en el que ganan muchísima independencia, desarrollan el lenguaje y aprenden por ejemplo a lidiar con la frustración.
    me parece que muchos de los que critican tu post no leyeron una frase clave: “enseñarle con ternura, comprensión y amor, pero sobre todo con respeto”.
    No se trata de abandonar o ignorar a tu hijo, sino de dejar que el berrinche siga su curso (liberación de tensiones) sin que se convierta en un mecanismo para obtener lo que quiere.
    Justamente estás eligiendo el camino difícil. Lo fácil es darle todo lo que quiere, lo difícil es educarlo y acompañarlo en el crecimiento.
    Te recomiendo los textos de Françoise Dolto, con la que no estoy de acuerdo en un 100% pero me gusta sobre todo su propuesta en cuanto a cómo comunicarse con los niños.
    En síntesis, y aplicado a esto que contás, sería decirle a Alvarito en forma directa y simple todo esto que le querés transmitir. Que la palabra acompañe cada uno de estos puntos. De esta forma también él va a aprender a verbalizar, a poner en palabras, lo que a él le pasa.
    Abrazo
    Tt

    • Rookie Mom dice:

      Mirá, mi hermana es una persona que yo veo día a día y admiro como mamá. Es super comprensiva y cariñosa con sus hijos, pero tiene mucha habilidad para marcar los límites. Hace un tiempo, muy sutilmente, me viene insinuando que Alvarito me tiene muy pendiente de él, y que tengo que “aprender a enseñarle”.
      Creo que de eso se trata: amarlos y contenerlos no es (no debería ser) dejarlos hacer lo que se les antoje.
      En el mundo andamos.
      Gracias por la recomendación, ciertamente voy a leerla. ¿Algún título por donde arrancar?
      Besote!

  6. Eso. Tu afirmación sobre la falta de grises en tuiter y ahora el intercambio con el doc me hicieron pensar eso. Quizás Alvarito les enseñe a relajarse con algunas autoexigencias! 🙂

  7. Decile al pediatra y de paso te digo a ti, que se de una vuelta por Rosa Jové, Alice Miller, Casilda Rodrigañez, N. Aldort, ect.. y sino que se de una vuelta por un consultorio psicológico….realmente está muy afectado.
    Y tú , de verdad que si no tenes idea sobre desarrollo normal del psiquismo infantil, no des consejos….de verdad, si?

    • Rookie Mom dice:

      Hola, Silvana. Qué pena que para opinar recurras a la descalificación. Más me hubiera gustado que me cuentes un poco sobre lo que decís que no sé.
      Porque no le estaba dando consejos a nadie. Es una de las premisas básicas de este blog: sólo hablo de mí y de mis experiencias. No doy consejos, no estoy capacitada para eso.
      Te invito a que me cuentes en qué consiste tu visión, o que me recomiendes algunos títulos que a tu juicio me van a servir para encarar esta etapa.
      Saludos.

      • Silvana dice:

        Tenés razón, te pido disculpas..Sabés que´? a veces me da rabia que algunos profesionales den su opinión sin estar formados realmente y por eso respondí con agresión, pero no es contigo, sino con el sistema. Disculpas otra vez.
        Sabes qué linda? un pediatra es eso, un médico, un médico especializado en niños, pero no en psicología ni comportamiento de niños, sino en salud o patología física. En la facultad de medicina no hay formación en crianza, por lo tanto cualquier cosa que te diga un médico es su opinión persona, formada con su experiencia y sus prejuicios como la de todo el mundo. Por eso, anoche te dije de mal modo ( perdón otra vez que si queres saber qué paas con las rabietas de los niños, vayas a la fuente de gente que ha estudiado esto específicamente. La psicóloga española Rosa Jové es una de ellas.
        D todos modos tampoco creo que haya que estudiar un máster para tratar con un hijo, ni criar un hijo con un proefsional al lado. Es tu hijo, tú sos la mama´y sabes mejro que nadie lo que necesita, si me ped´si un consejo? no hagas nada en contra de tu corazón y el de él. No hagas nada por miedo a que sea un mal educado, no tengas miedo de amarlo. Tiene 2 añitos, es todavía un bebé y te necesita mucho, no necesita ni frustrarse de gusto para aprender supuestamenet que el mundo es una mierda, porque si criamos hijos que no e stén acostumbrado sa que el mundo es una mierda quizás podamso construir un mundo mejor, no te parece?
        te dejo algunos enlaces si te interesan y si me enviás un mail puedo faciliarte libros en pdf con muchísimo gusto
        http://www.tiempodecriar.com/como-poner-limites-cuando-criamos-con-respeto-primera-parte/
        http://www.tiempodecriar.com/de-que-limites-hablamos-cuando-hablamos-de-limites-segunda-parte/
        http://www.tiempodecriar.com/que-es-una-rabieta/
        http://www.tiempodecriar.com/que-objetivo-tiene-la-silla-de-pensar/
        Te mando un abrazo y te pido disculpas otra vez por haber sido impulsiva-
        Silvana

        • Rookie Mom dice:

          Hola, Silvana. Comprendo la reacción. Sobre ciertos temas es bastante fácil ponernos apasionados. Yo creo que lo que me hace falta es mucha información para poder sacar conclusiones acerca de cuáles son las cosas que me resultan más eficaces y que más respondan a mis expectativas como mamá.
          Igualmente te quiero aclarar una cosa: ojo que en ningún momento estoy planteando un camino abandónico o indiferente hacia mi hijo. Más bien se me “acusa” de todo lo contrario. Pero sí es cierto, creo yo, que los límites también son una forma de dar amor y contención. Trato de entender que mi nene va a crecer mejor si logro enseñarle con mucho amor lo que se puede y lo que no se puede hacer en cada momento.
          Celebro el debate, y me gusta escuchar todas las voces para poder sacar mis conclusiones.
          Millón de gracias por todo el material. Ciertamente me interesa muchísimo, y pienso leerlo ávidamente. Y por supuesto te voy a escribir un mail para que me mandes el material adicional que me ofreciste.
          ¡Muchas gracias por compartir!
          Cariños.

          • Silvana dice:

            me gustaría saber tu opinión luego de leer los artículos.
            Es dificil explicar que se puede educar sin reprimir y que los niños no necesitan tantos límites como esta sociedad autoritaria nos hace creer. Y que no limitar no implica tener un mal educado sino todo lo contrario. Por más que las vecinas te miren mal cuando tu bebé tiene una rabieta 😉
            espero tus impresiones, un abrazo

  8. mariel dice:

    Hola! A mí no me cierra para nada lo que les dijo el pediatra. O sea, no estoy de acuerdo con la premisa base, así que todo lo desarrollado después cae por su propio peso, para mi.
    Los famosos berrinches no son más que la descarga de emociones. Desde el mundo adulto, les ponemos el carácter de algo negativo, ya que a su vez en nosotros mismos la bronca, la angustia, son generalmente reprimidos. Los bebés comienzan a experimentar emociones y sensaciones que no entienden, y las descargan con gritos y llantos. Por supuesto que necesitan de nuestra atención, para que los contengamos hasta que se les pase, para que les expliquemos lo que les pasó, y para que les enseñemos formas de expresarse que no causen daño. Nosotros mismos tenemos berrinches! Pasa que está más aceptado pegar 4 gritos o salir de un portazo 😉
    Justamente como citaste al final, somos todos igual de importantes, y para nuestros hijos somos lo más. Cómo te sentirías vos, si en un momento en que te sentís invadida por las emociones, la persona que más te importa se alejara para que aprendieras a manejarte?

    • Rookie Mom dice:

      Hola, Mariel. Te confieso que tu punto de vista también me resulta interesante. De hecho, como no venimos teniendo los problemas que se supone que vendrán, así es como venimos encarando nuestra relación con Alvarito.
      Hasta ahora, siempre lo acompañamos y contenemos cuando se angustia, cuando llora, cuando quiere que estemos con él… Pero supongo que si para conseguir esto se pone a los gritos en el medio de una cena familiar de alguna manera tenemos que evitar que caiga en la tentación permanente de repetir este tipo de escenas.
      No lo tengo 100% claro. No sé cómo nos va a resultar. Lo que sí sé es que mis hijos siempre van a saber que cuentan conmigo. Y que son lo más importante para mí.
      Gracias por compartir tu punto de vista!
      Besote.

      • mariel dice:

        se armó un lindo debate por lo que veo!!! lo que más me gusta es que ninguna lo tenemos claro jeje. mi gordo tiene 14 meses y YA ha hecho alguna rabieta :O
        y lo que me ha funcionado es eso que te conté, sentarme a su lado, contenerlo entre mis brazos si me deja, y luego explicarle lo que pasó y enseñarle formas (por ejemplo, le pegamos al piso con una cuchara y se mata de risa).
        y con tu ejemplo de la cena familiar… sigo pensando lo mismo, si me necesita ahí estaré, los demás entenderán, que para eso son adultos, no?

        • Rookie Mom dice:

          Sí, Mariel. Me interesa mucho debatir e intercambiar puntos de vista.
          Insisto: hasta ahora yo vengo actuando de forma muy similar a la tuya, pero aparentemente los “terribles dos” (como los llamó mi pediatra y también los llama así Tt en uno de los comentarios) consisten en una etapa donde el niño se está adaptando a una nueva forma de ver y relacionarse con el mundo.
          Ya tengo mucho material de lectura para saber cómo armarme de herramientas (en el mejor de los sentidos posibles).
          Seguramente saldrá nuevo post cuando lea más.
          Besote!

  9. drmorgante dice:

    ‘Desarrollar la capacidad de tolerancia al fracaso’.

    Las reacciones de las personas y las mías frente a resultados no deseados siempre me resultaron objetos de estudio atrapantes.

    Yo agregaría: y luego de tolerarlo y asumirlo, qué?

    Siento que, a medida que Alvarito crece, nuestro rol se vuelve más y más complejo e interesante.

  10. Ely Rosa dice:

    Hola! Te leo hace mucho pero este post me impulsó a escribirte. Mi enano también cumple 2 años la semana que viene y descartando que de salud está bien mi proxima consulta con el pediatra se centra justamente en este tema, que confieso me preocupa un poco y me lleva a ocuparme (me compre unos libros sobre crianza como para ir entrando en tema). En mi caso se suma que hace 5 meses nació nuestra segunda beba y eso le suma un plus a la situación, aunque el nuevo miembro de tu familia te agrega un condimento, no?
    En fin, veremos por donde viene la sugerencia del pediatra (que por cierto lo vemos desde hace poco) y como aterrizamos en los 2 años sin tantos sobresaltos.
    Te mando un beso grande y un beso a tu pequeño!

    • Rookie Mom dice:

      Hola, Ely. ¡Gracias por compartir!
      Nosotros también estaremos sumando al nuevo integrante en algunas semanas, así que el ejercicio de la espera es el que más va a tener que repetir, no?
      La propuesta de nuestro pediatra nos pareció razonable, pero te confieso que aún no sé muy bien si voy a ser capaz, porque el baile aún no ha comenzado.
      ¡Suerte con tu doc!
      Besote.

¿Qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: