Apuntes de una rookie mom

Mamá de varones

Hola, madres del siglo

en 19 de junio de 2013

Había escrito sobre este tema hace un par de días, pero a decir verdad le faltaba “una vuelta” y no había quedado satisfecha.

Hasta que esta mañana en el subte una vieja me hizo el favor de ayudarme con el guión (vieja: dícese de la persona del sexo femenino, usualmente entrada en años pero no necesariamente, resentida, agresiva y envidiosa, típico prototipo de chusma de barrio).

La “cultura” popular está impregnada de una infinidad de lugares comunes. Y en relación con el embarazo y la maternidad, ni hablar. Nuestras principales detractoras somos nosotras mismas.

Una vez conté lo que me pasa con las que cursaron la Licenciatura en Madre del Siglo y se auto-dieron el diploma (acá). Hoy quiero hablar de la Maestría. Me está pasando últimamente que más de una me dice “Ah, ya vas a ver cómo se complica todo con dos. No te creas que te va a seguir resultando todo tan fácil”. O esta: “Vamos a ver si Alvarito que es tan santito se porta tan bien cuando nazca el hermano”.

Cuando este embarazo no estaba ni siquiera planeado, alguien me dijo: “No cantes victoria. Un sólo hijo no tiene nada que ver con el laburo que te dan dos o tres. Mirame a mí”.

Esta mañana subí al subte después de dejar a Alvarito en el kinder, y como últimamente estoy desarrollando una capacidad de hacer que el prójimo se duerma en su asiento con sólo verme, pedí si por favor alguien podía cederme un lugar. Normalmente la cosa termina ahí, el “dormido” sigue “dormido”, y alguno o alguna de al lado resignado con cara de traste se tiene que levantar muy a pesar suyo. Pero calladito la boca.

Hoy la historia fue diferente. La chica que estaba en el asiento de la puerta se levantó, me pidió disculpas, guardó su libro y chau picho. Pero al lado había una de estas viejas que comenzó a hablarle a esta chica. Sigue una transcripción casi literal porque la iba reproduciendo en tiempo real en mi cuenta twitter.

“No te preocupes, querida, enseguida bajo. Vení, quedate cerca. Es una vergüenza que te hayas tenido que levantar. Yo no sé a dónde quieren llegar con esa actitud. Yo tuve 5 hijos, jamás pedí un asiento y trabajé hasta el último día. Y no esos trabajos de ahora con computadora. Antes trabajábamos más, y que ni se te ocurriera quejarte porque te ponían de patitas en la calle. Pero ahora a estas atrevidas no podés ni tocarlas. Ahora se quedan en cama desde el primer día y viven pidiendo privilegios. Cinco hijos crié, no como ahora que con uno se hacen las víctimas….”.

No me interesa en este punto marcar ninguna diferencia ni distinción en lo que a mí respecta porque no viene al caso. Lo que quiero remarcar es el absurdo del discurso de la señora vieja.

Ahora, en serio, lo que más me preocupa no es esta pobre tipa, que a esta altura de su vida ya era inimputable. Era como esas abuelas que van por la vida con el dedito acusador disparando al primer objetivo que se les cruce. Lo peor es lo que contaba al principio: no es exclusividad de la edad. No necesariamente las viejas reventadas tienen muchos años. Las otras escenas que conté involucran a personas de mi generación.

Más hijos no las hacen mejores mamás, chicas. Lo que las hace mejores mamás es que sean mejores personas. Pienso en qué tipo de mamás queremos ser, si permanentemente estamos criticando, marcando diferencias, creyéndonos superiores o simplemente menospreciando el maternar ajeno.

Nuestros hijos nos ven, nos escuchan, nos perciben. Serán lo que deban ser, o serán como nosotros.

“Todo el mundo piensa en dejar un planeta mejor para nuestros hijos… Cuando lo que debería pensar es en dejar mejores hijos para el planeta”.

descarga

Anuncios

16 responses to “Hola, madres del siglo

  1. Paula dice:

    Horrible!! Es muy cierto lo que decís, a veces las mujeres somos muy jodidas. Si tenés uno te dicen que no sabés nada hasta que tenés dos, si tenés dos la que tiene tres se caga de risa de vos y te dice que no conoces la maternidad hasta que tenés 3, y así…
    Y si tenés 8 como Maru Botana: “Ah… pero ella debe tener quinientas niñeras” y si conocen a otra con 9 o 10 hijos: “Ah… porque no tienen educación”.
    En fin… siempre va a haber alguien que la tenga “más complicada” que vos.
    La “señora” del subte debería ponerse a pensar entonces en las que tienen 6 o 7 o más y no se quejan, porque lo de ella fue una queja.
    Hay que dejar de mirar lo que hace el otro y vivir y dejar vivir en paz.

  2. LadyB dice:

    Qué autocontrol! Yo no sé si me hubiese podido callar con las hormonas del embarazo!!! Y sí, viejas de m… hay por todos lados y a veces sorprende lo jóvenes que son…
    Estoy muy de acuerdo con la reflexión de que nuestros hijos nos ven, nos escuchan y nos perciben… es algo que trato de tener siempre presente, si quiero que mis hijos sean buenas personas, primero lo tienen que ver en mí.
    Muy buen post.

  3. Ale dice:

    100% agree!!!! Besos!!!!

  4. ¡Qué tremendo ejemplo de autocontrol!
    Me encantó la última frase… “Todo el mundo piensa en dejar un planeta mejor para nuestros hijos. Cuando lo que debería pensar es en dejar mejores hijos para el planeta”… me la llevo prestada para siempre.
    Besotes.

  5. mimamamelima dice:

    Ay no, me indigné, que bronca!!!!!
    Coincido totalmente con tus palabras.
    Besos!

  6. Mery dice:

    Siempre dije ( lo leí cuando estaba embarazada) que las embarazadas tenemos el don de dormir a la gente con sólo mirar a alguien sentado en un medio de trasnsporte. Sigo con los refranes palabras necias , oídos sordos. Cuando empiezan y para cuando el 2. Contestas amablemente que por ahora es Sofi sola,. Y empiezan que sos egosita, que com vas a dejarla sola, que cuando sean viejos vos y tu marido ella se tiene que ocupar de los dos, que no va a concer el sentimiento de hermano. En fin no se puede estar conformando ni pidiendos disculpas a la gente si sólo está viviendo … que eso ya es mucho! Buen fin de largo a dsifrutarlo!

  7. BBsebusca dice:

    Viejas de mierda sobran y estan estrategicamente ditribuidas para que debamos cruzarnos con una…SIEMPRE.

  8. angulita dice:

    noooooooo, que zarpado! y no hubo interacción entre la vieja y vos?

    • Rookie Mom dice:

      No. Tengo por costumbre no involucrarme en esas escenas porque temo que mi defensa apasionada me pueda poner en lugares que no me gustan. Me mordí la lengua y la miraba fijo mientras se emocionaba cada vez más con su discurso.

¿Qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: