Apuntes de una rookie mom

Mamá de varones

Psicosis compartida

en 27 de marzo de 2013


Tanto a Marian como a mí nos interesan mucho los temas relacionados con la Educación (así, con mayúsculas). Ambos tuvimos la suerte y el privilegio de haber recibido una excelente formación, por lo que desde que nos embarcamos en la aventura de ser papás conversamos muchísimo sobre el modelo de crianza y educación que queremos. Y además tenemos la suerte de coincidir, así que todos contentos.

A eso hay que sumarle que dentro de mis virtudes, tengo una enorme capacidad organizativa y de planificación, así que en la vida me quedan muy pocas cosas libradas al azar y/o la improvisación. Otros lo consideran un defecto porque suelo ser excesivamente estructurada e inflexible, pero en lo que a mí respecta esta forma de ser me deja más tranquila y me hace sentir más cómoda.

Esto me llevó, en el cuarto mes de embarazo de Alvarito, a comenzar a averiguar en los colegios que nos gustaban, especialmente en el que había sido nuestro elegido, por el tema de las reservas de vacante.

La gran sorpresa que me llevé, es que mientras yo daba vueltas y más vueltas porque me daba vergüenza confesarle a la persona que me atendió que el niño en cuestión aún no había nacido, una vez que finalmente lo dije me informó con soltura “en qué consiste el trámite”. Es decir: ¡el trámite de reserva de vacante ya estaba estandarizado desde el embarazo! Juro que me causó mucha felicidad porque ya podía dejar este tema resuelto, pero la verdad es que luego de un momento de reflexión me inquietó un poco.

Algo parecido me volvió a pasar la semana pasada. Quise inscribir a Alvarito en un taller de Iniciación Musical, y la fecha y horario de inscripción estaban taxativamente estipuladas: tal día a tal hora. Así que lo que hice fue mandar a una persona tal día, a tal hora exactamente. Me consta que llegó con exquisita puntualidad inglesa, y resulta que las mamás ya estaban adentro de la Secretaría por lo que mi hijo quedó tercero en la lista de espera. Esta historia tuvo final feliz porque pudimos conseguir la vacante unos días más tarde (créanme que no maté a ningún nene).

Ahora, me pregunto: ¿no será mucho? ¿No nos estaremos volviendo un poco dementes? Lo digo de corazón. Mi hijo tiene un año y medio y ya tengo que matarme para conseguirle vacantes. Una locura, no?

images

Anuncios

8 responses to “Psicosis compartida

  1. leí a meli y ahora te leo a vos. y les comparto comentario:
    pensé en esto, que no es lo mismo pero es igual: en buenos aires íbamos casi todos los días a la plaza del barrio, los chicos hacían cola para subirse. acá me encuentro sola con mi hijo jugando a la pelota en la plaza. siento que entré en un mundo paralelo.
    o sea: a veces la ansiedad es nuestra, pero a veces son las reglas del juego de las ciudades grandes que nos llevan por estos caminos, no?

    • Rookie Mom dice:

      Mirá, te puedo hablar de lo que me pasa a mí: cuando llamé al colegio al 4° mes de embarazo, no sabía todavía que había tantas como yo. Así que en realidad, en ese entonces no podía usar como excusa al resto. Evidentemente soy de las que están alimentando el fuego con nafta super. Confieso.
      Me hago cargo de que en BA las cosas son más complicadas. Cada vez que voy a la plaza me tengo que carajear con alguien que intenta ganarme el lugar en la hamaca. Pero también es cierto que los porteños recoletos estamos un poco del tomate con estos temas.
      Honestidad cruda y violenta.

  2. es una locura, pero somos nosotras mismas las que lo fomentamos…

  3. mariel dice:

    creo que es una psicosis colectiva, si. acá en uruguay no se da tanto todavía. ventajas de ser más chiquitos, je.
    siempre que escucho historias así me hace pensar en cuánta expectativa ponemos en la educación institucional de los chicos. como si hacer el jardín en determinado lugar garantizara el éxito profesional. creo que muchas veces nos olvidamos que la mejor educación está en casa. por supuesto que todos queremos buenos maestros y escuelas para nuestros hijos, pero nada garantiza la felicidad. y por lo menos, me parece más respetuoso enseñar valores con el ejemplo, compartir el placer de aprender cosas nuevas, que llenarles la agenda a los 4 años con música, inglés y natación.
    se podría seguir discutiendo largo y tendido. gracias por poner el tema sobre la mesa!

  4. BBsebusca dice:

    Mi amiga trabaja en un banco con guarderia y jardin….
    Tuvo que ir con el test en la mano porque ni eco tenia aun porque para dentro de 1 año ya no iba a haber vacantes…anotaron al posible alumno como “BEBE y el apellido”

¿Qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: